Los Juegos del Hambre: Feminismo y distopía para todos los públicos


laura_perfil

                                                                                                                                     Laura @gaelx

Reconozco que no he leído apenas nada de Los Juegos del Hambre. Bueno, me leí el primer libro entero y me pareció horrible. No en cuanto al contenido, que disfruté mucho, sino al estilo de la narración. ¿Más de 300 páginas escritas en primera persona y no es fluir de conciencia sino una novela de acción y aventuras? Hay que tener en cuenta que la trilogía se dirige a un público juvenil, lo que en inglés se conoce como young adult y que resulta uno de los nichos más rentables para el mercado del libro. Todo el mundo odiamos que nos traten como tontos y a la gente joven, más. La autora, Suzanne Collins, pone en boca de la protagonista la explicitación de lo que acaba de ocurrir en la trama. Gracias, pero la primera vez se había entendido perfectamente. Aunque tengas 14 años.

Pero las películas son otra cosa y recogen con maestría una historia de ciencia ficción distópica y una bildungsroman que estimula el cerebro y la adrenalina a partes iguales y donde, además, la protagonista es una chica. Katniss Everdeen es activa, dura, fuerte, independiente, reservada, hábil cazadora, valiente… pero también empática y cuidadora. Acumula, por tanto, una serie de cualidades de las que no suelen gozar los personajes femeninos en el mundo de la literatura de género (fantasía y ciencia ficción) pero mantiene otras características, como la belleza, de las que ninguna chica protagonista puede escapar, ya sea en Panem (la nación ficticia donde transcurre la acción), Hogwarts o Murcia.

¿Es Katniss Everdeen nuestra heroína perdida y hallada en el mainstream? ¿Puede contener algún mensaje realmente subversivo una ficción que ha sido consumida por millones de personas en todo el mundo? No dudo de que la recepción de una historia de este tipo tiene efectos empoderantes en las chicas jóvenes. Pero, ¿es Katniss un personaje feminista en sí mismo? Para evitar spoilers nos centraremos únicamente en la primera parte de la trilogía.


Por qué Katniss es una potente candidata a entrar en el panteón de heroínas feminista:

  • Por ser como es

SC_01920.jpg

Se ha argumentado en contra del contenido feminista de la saga que Katniss, su protagonista absoluta, encarna valores propiamente masculinos. Pero son positivos, como la fortaleza, la valentía o la seguridad. Además, se combinan con otras características también deseables y asociadas tradicionalmente a la feminidad, como la compasión y generosidad. ¡Lo tiene todo!

  • Por crear alianzas entre mujeres

p01m6jsy

Uno de los mitos preferidos del patriarcado es la rivalidad femenina. Su versión más amable, la de que las mujeres en la ficción rara vez interactúan entre sí si no es para hablar de hombres, está en el punto de mira del famoso test de Bechdel. Sin embargo Katniss genera vínculos fuertes con otras mujeres, empezando por su hermana pequeña y, de forma especialmente dramática, con Rue. Aunque en ambos casos está muy presente el deseo de protección cuasi maternal, en el libro la relación con la contrincante del distrito 11 es más compleja e igualitaria de lo que se muestra en la película.

 

Por qué Katniss no va a liderar (desgraciadamente) la revolución feminista

  • Por lo que comparte con Bella, de Crepúsculo

gale-or-peeta-katniss-peeta-and-gale-23034693-533-300 Un elemento fundamental de la trama es la elección amorosa a la que tiene que hacer frente nuestra protagonista. En este caso no se trata de un vampiro y un hombre lobo pero las masculinidades que encarnan Gale Hawthorne y Peeta Mellark son totalmente opuestas. El primero es su amigo y aliado, un chico fuerte y con madera de líder. El segundo es el niño de familia próspera convertido en contrincante, hábil únicamente en el uso de la palabra, la sonrisa y la decoración de tartas. ¿Qué variante del amor romántico triunfará?

  • Porque no hay un cuestionamiento de la masculinidad

Ningún hombre aquí es opresor ni disfruta de privilegios. De hecho, el comportamiento de la población del Capitolio, el núcleo tiránico, se explica más en términos de banalidad del mal que de ejercicio de poder. El padre muerto en la mina es idolatrado por Katniss (mientras que por su madre, que no ha sabido superar el trauma, siente entre rabia y lástima). A pesar de que Peeta carece de muchos de los valores clásicos de la masculinidad, ella le miente compasivamente para no herir su orgullo. Incluso Haymitch, el borracho mentor de Katniss, mantiene una gran nobleza y lealtad en medio de su proceso autodestructivo.

Sin embargo, eran necesarios unos Juegos del Hambre

1984, Un mundo feliz o Neuromante son grandes distopías. Pero necesitábamos referencias que explorasen las consecuencias extremas de las condiciones actuales de vida. Como el papel de los realities en los que, en este caso de forma literal, tu vida está al servicio del espectáculo. Además de con este género clásico de la ciencia ficción, hay otras muchas comparaciones posibles.

Catching-fire-effie-katniss-district-11-1000-621x350
La más obvia es con Battle Royale, película japonesa del año 2000 cuyo planteamiento inicial es prácticamente idéntico: chicos y chicas adolescentes peleando en un entorno artificial y controlado hasta que sólo quede uno o una viva. Las diferencias de estilo entre el casi gore japonés y el blockbuster estadounidense son patentes. Y, en este caso, la violencia de Battle Royale es un ejercicio de estilo, una excusa mientras que en Los Juegos del Hambre es el terrible resultado de una sociedad del espectáculo distópica y que mezcla lo peor del totalitarismo y del capitalismo.

Algunos fragmentos, como la etapa de entrenamiento previa a los juegos o la idea de obligar a casi niños y adolescentes a pelear, guardan similitud con El juego de Ender. Una comparación menos evidente pero más interesante se puede establecer con la trilogía La materia oscura (His Dark Materials), del británico Phill Pullman. Se trata de una obra mucho menos conocida debido, en parte, al estrepitoso fracaso de su adaptación cinematográfica en La brújula dorada. Enfocada a un público juvenil, su protagonista es también una niña a la que vemos convertirse en mujer en un mundo steampunk inquietante y consistente en sí mismo. Y la calidad literaria convierte a Los Juegos del Hambre en poco más que un fanfiction.

 

Lyra_and_Iorek_Byrnison_by_SinaGrace

 

Si reducimos la comparación a Lyra Belacqua, la protagonista de La materia oscura, y Katniss Everdeen, probablemente ésta sea un personaje más explícitamente feminista. Pero la narración de Pullman dibuja una personalidad mucho más profunda y un universo más verosímil y complejo donde los dilemas humanos incluyen matices que van más allá de la oposición entre libertad y tiranía o la elección entre dos objetos amorosos. En todo caso, esperamos muchas más novelas para jóvenes y adolescentes narrados desde puntos de vista femeninos. Sea porque quieren contribuir a la revolución o aprovechar ese suculento nicho de mercado.